Todos hemos oído decir “la electricidad mata” y es cierto, las consecuencias generalmente pueden ser muy importantes, llegando a ser graves o mortales.